Archivo de la etiqueta: sentido critico

Devoción al Dr. Ingeniero Toni Zweifel

tonizToni Zweifel, nacido el 15 de febrero de 1938 en Verona, era hijo de un empresario suizo. Hizo la carrera de ingeniero industrial en la Escuela Politécnica (ETH) de Zürich, donde acabó los estudios en 1962. Tras una corta actividad en la industria privada, trabajó como colaborador científico en el Instituto de Termodinámica de la ETH y desarrolló diversas patentes. Algunos años después, en 1972, sensible a la pobreza de los países en vías de desarrollo, cambió sus ocupaciónes para crear, junto con otras personas, la fundación Limmat, con sede en Zürich, Suiza. Bajo su dirección, esta institución promovió, en los 17 años siguientes, cientos de proyectos de interés público en más de treinta países de cuatro continentes, centrados sobre todo en la promoción de la familia y la mujer, atención médica y formación profesional de la juventud.
En 1962 Toni Zweifel pidió la admisión en el Opus Dei, una institución de la Iglesia católica hoy Prelatura personal que por inspiración divina fundó el beato Josemaría Escrivá con el fin de promover la llamada de todos los cristianos a la santidad en el desempeño de sus deberes profesionales y familiares. Toni siguió esta vocación con total entrega y absoluta fidelidad hasta el final de su vida. Su trabajo se caracterizó por una gran calidad humana y sobrenatural, a impulsos de su deseo de ayudar al prójimo con eficacia. Todo ello unido a un cordial sentido del humor y a un estilo de vida lleno de sencillez.
Toni aceptó, con entrega plena a la voluntad de Dios, la enfermedad incurable que le sorprendió en 1986, cuando estaba en el cenit de su actividad. Murió de leucemia en Zürich, el 24 de noviembre de 1989, con fama de santidad.

ORACIÓN

Oh Dios, Padre de misericordia, que confiaste al hombre la tierra para que la trabajara y así te diera gloria: Tú has concedido a tu siervo Toni la gracia de ejercer su profesión con competencia y visión sobrenatural.
Ayúdame también a mí a honrarte a través del cumplimiento del trabajo profesional y haz que mi ejemplo arrastre a muchos a descubrir la dignidad y el sentido divino de sus tareas diarias.
Dígnate glorificar a tu siervo Toni y concédeme por su intercesión el favor que te pido … Amén.
Padre nuestro, Ave María, Gloria.

De conformidad con los decretos del Papa Urbano VIII, declaramos que en nada se pretende prevenir el juicio de la autoridad eclesiástica y que esta oración no tiene finalidad alguna de culto público

Se ruega a quienes obtengan gracias, por la intercesión de Toni Zweifel, que las comuniquen a la Vicepostulación del Opus Dei en Suiza, Restelbergstrasse 10, 8044 Zürich.

Con licencia eclesiástica Chur, 15 de febrero 1996

Algunos rasgos de los adolescentes actuales que conviene tener en cuenta en la formación cristiana

  • Por falta de formación familiar cristiana y de una catequesis adecuada, muchos adolescentes pueden tener poca familiaridad real con el Evangelio y con la vida de Cristo, aunque hayan oido hablar mucho de ella.

    Por eso, los padres y catequistas cristianos deben alentarles a la lectura y reflexión sobre los evangelios.

  • Muchos adolescentes pueden desconocer las ideas filosóficas y antropológicas que están detrás de algunos planteamientos culturales y sociales apartados de Cristo, que pueden asumir acríticamente (a pesar de que hayan decidido ser buenos cristianos), por falta de análisis.

    Los padres y educadores deben proporcionarles elementos para ese análisis, de forma que vayan ganando en madurez, sentido crítico y libertad.

  • Por la influencia de determinadas costumbres y hábitos sociales, es posible que en algunos casos, haya adolescentes que tengan excesiva información con respecto a la sexualidad y muy poca formación específica cristiana.

Dar respuestas cristianas vitales

  • Las respuestas vitales son las respuestas adecuadas a la propia vida. Para que Cristo entre en la vida de un joven, hay que ayudarle a ver y a contrastar su vida con la vida de Cristo:

a) Podrá meditar, por ejemplo, en la presencia de Dios, sobre el estilo de vida que lleva: los horarios, los gastos del fin de semana, etc.

Quizá sea bueno considerar qué influencia tienen sus amigos en su vida, y que modelos de conducta dominantes en la sociedad le influyen más.

b) Fruto de la formación cristiana es el deseo de unirse con Cristo mediante la oración y un plan de vida cristiana.

c) Esa formación le llevará a ir adquiriendo un espíritu de sacrificio que se manifieste en hechos concretos. Para eso debe examinar su capacidad de entrega a los demás; meditar dónde tiene su corazón: en quien piensa; qué obras de misericordia ha hecho su vida; qué sentido de la justicia cristiana posee, etc.

e) Conviene ayudarle a considerar en la presencia de Dios sobre su vocación y su ilusión profesional; sobre su dedicación real al estudio: qué ideales presiden realmente su vida: ¿son ideales de servicio? ¿son ideales magnánimos? ¿o son metas egoístas de mera realización personal?

f) Para dar una formación adecuada, es conveniente que la persona que de este curso se cerciore del conocimiento real del Catecismo de la Iglesia Católica. Si ha leído algún libro de vida cristiana, ¿en qué medida lo ha asimilado?

g) La persona que desea formarse debe reflexionar sobre sus nociones sobre la castidad (¿conoce realmente las enseñanzas de la Iglesia?). Debe ser consciente de los medios de comunicación que le influyen (¿tiene sentido crítico?)

i) También es bueno que la persona que desea formarse sea consciente de la educación que ha recibido en su ambiente familiar y en los centros docentes a los que ha asistido, porque no hay educaciones “neutras”. ¿De qué signo es la formación que ha recibido? ¿cristiana, laicista, inmoral, amoral, nihilista, pragmática, anticristiana, anticlerical, etc.?