Archivo de la etiqueta: relaciones prematrimoniales

algunos libros y ensayos

Se sugieren, entre otros:

CAFFARRA, Carlo. Ética general de la sexualidad, EIUNSA, Barcelona 1995, 122 págs. Un libro para profesores, que analiza los presupuestos de la ética de la sexualidad: la “personeidad” del cuerpo y su redención. En la segunda parte se estudia la naturaleza de la facultad y del acto sexual, junto a las virtudes y vicios que le pueden acompañar. Por último aborda los estados de vida cristiana y propone los fundamentos y normas de actuación en el estado conyugal y en la virginidad.

CAFFARRA, Carlo: La sexualidad humana, Encuentro, Madrid 1987, 69 págs. Recoge tres conferencias: “Los fundamentos antropológicos”, “El significado de la sexualidad humana” y “La ética de la procreación”

GARCÍA MORATO: Creados por amor, elegidos para amar. (205) Crecer, sentir, amar. Afectividad y corporalidad. Eunsa. Dos libros especialmente útiles para educadores. El primero trata especialmente del celibato y el matrimonio.

LEONARD, André: La moral sexual explicada a los jóvenes, Palabra, Madrid 1994, 122 págs. El cardenal Leonard logra en este libro hablar con sencillez de la moral sexual, yendo a lo fundamental y abordando con claridad los temas más candentes, como las relaciones prematrimoniales. Un libro particularmente útil para los jóvenes.

LÓPEZ ORTEGA, J. A, Educación de la sexualidad. Un libro asequible, claro y didáctico, especialmente apropiado para padres, profesores y jóvenes.

LÓPEZ PARDO, Camilo. Pureza, camino de amor. Folleto MC, 492

NORIEGA, J. El destino del Eros. Perspectiva de moral sexual. Pelícano. Madrid 2005. El autor, sacerdore del Instituto Religioso Discípulos de los Corazondes de Jesús y María ofrece numerosas consideraciones de interés para estudiosos, padres y educadores.

SANTAMARIA GARAI, Mikel G.: Saber amar con el cuerpo. Ecología sexual, Azpitarte Rousse J., Bilbao 1993; Palabra, Madrid 1996, 112 págs. Es comprensible el éxito que ha alcanzado este libro –especialmente entre los lectores jóvenes-. Este teólogo vasco analiza con amenidad y certera lucidez temas muy variados como el sentido del sexo, “la locura de casarse”, la personalización de la sexualidad, la intimidad corporal, el desnudo, el dominio de los sentidos, etc.

SORIA, José Luis: Amar y vivir la castidad, Palabra, Madrid 1989, 198 págs; El sexto mandamiento, folleto “Mundo Cristiano” nº 98.

TILMANN, Klemens: Educación de la sexualidad, Herder, Barcelona 1965.

7. Temas desarrollados: A. Las relaciones prematrimoniales excluyen el verdadero amor

Muchos reivindican hoy el derecho a la unión sexual antes del matrimonio, al menos, cuando una resolución firme de contraerlo y un afecto que, en cierto modo, es conyugal en la psicología de los novios piden este comportamiento, que ellos juzgan connatural; sobre todo cuando la celebración del matrimonio se ve impedida por las circunstancias, o cuando esta relación íntima parece necesaria para la conservación del amor.

Semejante opinión se opone a la doctrina cristiana, según la cual deben mantenerse en el cuadro del matrimonio todo acto genital humano. Porque, por firme que sea el propósito de quienes se comprometen en estas relaciones prematuras, es indudable que tales relaciones no garantizan que la sinceridad y la fidelidad de la relación interpersonal entre un hombre y una mujer queden aseguradas, y sobre todo protegidas, contra los vaivenes y las veleidades de las pasiones.

Ahora bien, Jesucristo quiso que fuese estable la unión y la restableció a su primitiva condición, fundada en la misma diferencia sexual. “¿No habéis leído que el Creador, desde el principio, los hizo varón y mujer y que dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su esposa, y los dos se harían una carne”? Pues bien, lo que Dios unió, no lo separe el hombre”13. San Pablo es más explícito todavía, cuando declara que, si los célibes y las viudas no pueden vivir en continencia, no tienen otra alternativa que la unión estable en el matrimonio: “Mejor es casarse que abrasarse” 14.

En efecto, el amor de los esposos queda asumido por el matrimonio en el amor con el cual Cristo ama irrevocablemente a la Iglesia 15, mientras la unión corporal en el desenfreno 16 profana el templo del Espíritu Santo que es el cristiano. Por consiguiente, la unión carnal no puede ser legítima sino cuando se ha establecido una definitiva comunidad de vida entre un hombre y una mujer.

Así lo entendió y enseñó siempre la Iglesia 17, que encontró además, amplio acuerdo con su doctrina en la reflexión ponderada de los hombres y en los testimonios de la historia.

Como enseña la experiencia, para que la unión sexual responda verdaderamente a las exigencias de su propia finalidad y de la dignidad humana, el amor tiene que tener su salvaguardia en la estabilidad del matrimonio.

Estas exigencias reclaman un contrato conyugal sancionado y garantizado por la sociedad; contrato que instaura un estado de vida de capital importancia, tanto para la unión exclusiva del hombre y de la mujer como para el bien de su familia y de la comunidad humana.

A la verdad, las relaciones sexuales prematrimoniales excluyen la más de las veces la prole; y lo que se presenta como un amor conyugal no podrá desplegarse, como debería indefectiblemente, en un amor paternal y maternal; o si, eventualmente se despliega, lo hará con detrimento de los hijos, que se verán privados de la convivencia estable en la que puedan desarrollarse, como conviene, y encontrar el camino y los medios necesarios para integrarse en la sociedad.

Por tanto, el consentimiento de las personas que quieren unirse en matrimonio tiene que ser manifestado exteriormente y de manera válida ante la sociedad. En cuanto a los fieles, es menester que, para la instauración de la sociedad conyugal, expresen según las leyes de la Iglesia, su consentimiento; lo cual hará de su matrimonio un sacramento de Cristo.

C

Castidad (para jóvenes)

Varios autores. Vivir la castidad es posible.

José Luis Soria. Amar y vivir la castidad.

André Leonard, La moral sexual explicada a los jóvenes, 1994

El libro de Leonard es un libro particularmente asequible, sencillo y claro. Trata, entre otras cuestiones, de: Grandeza y miseria del cuerpo; El cristianismo, una religión del cuerpo… Jesús y el amor humano. Jesús y los problemas de la vida sexual. La masturbación; la homosexualidad; las relaciones extraconyugales; las relaciones prematrimoniales entre novios; La pornografia, el divorcio, el aborto, etc.

Calumnia y murmuración (contra los santos)

José Miguel Cejas, Piedras de escándalo, Palabra, 1992

Las contradicciones que han sufrido los santos –desde Tomás Moro a Gianna Beretta Molla- a lo largo de la historia: “la contradicción de los buenos”, denuncias a tribunales eclesiásticos, acusaciones de exmiembros, polémicas sobre las vocaciones jóvenes, etc.

Ciencia y fe

Stanley L. Jaki, Ciencia, Fe, Cultura, 1990

Clonación

Benito Fraile, ¿Se puede clonar hombres?

Coeducación

Martial-Gordillo, Coeducación, Ventajas, problemas e inconvenientes de los colegios mixtos, 1992

Compasión

Séneca, Sobre la Clemencia

Confirmación

Jesús Ortíz, Preparar la Confirmación, hoy. 210

Consumismo

Ricardo Yepes Stork, Las claves del consumismo 1989.

Temas de este libro: Civilización de consumo y masificación, Individualismo y convivencia, La violencia y la agresividad, La marea del erotismo.

Creación artística

Federico Delclaux, El silencio creador

Selección de testimonios de calidad literaria.