Archivo de la etiqueta: apostolado epistolar

El apostolado epistolar

index_clip_image002_00083

Del “apostolado epistolar” me haces un buen panegírico. —Escribes: “No sé cómo emborronar papel hablando de cosas que puedan ser útiles al que recibe la carta.

Cuando empiezo, le digo a mi Custodio que si escribo es con el fin de que sirva para algo. Y, aunque no diga más que bobadas, nadie puede quitarme —ni quitarle— el rato que he pasado pidiendo lo que sé que más necesita el alma a quien va dirigida mi carta”. (Camino, 976)
“La carta me cogió en unos días tristes, sin motivo alguno, y me animó extraordinariamente su lectura, sintiendo cómo trabajan los demás”. —Y otro:

“Me ayudan sus cartas y las noticias de mis hermanos, como un sueño feliz ante la realidad de todo lo que palpamos…” —Y otro: “¡Qué alegría recibir esas cartas y saberme amigo de esos amigos!”

—Y otro y mil: “Recibí carta de X. y me avergüenza pensar en mi falta de espíritu comparado con ellos”.

¿Verdad que es eficaz el “apostolado epistolar”?

(Camino, 977)