Archivo de la etiqueta: apostolado amistad

El apostolado de la amistad

index_clip_image002_0003


  • La amistad es un tesoro, un bien en sí misma. El amigo quiere que sus amigos disfruten con él de juego divino del Amor a Dios.
  • Desde los Apóstoles y los primeros cristianos hasta la actualidad, la amistad ha sido el medio por el cual millones de personas se han encontrado con Cristo.
  • El apóstol procura ayudar a sus amigos,—sean cristianos o no— para que se decidan a vivir su fe con plenitud o a buscarla con sincero corazón, dentro de un respeto exquisito a su libertad.

    Este trato de amistad requiere:

    — disponibilidad, dedicación generosa de tiempo: sin tiempo no hay amistad.

    — afecto y cariño, que se traducen en delicadeza, paciencia y comprensión.

  • —conocimiento de sus problemas, para ayudarles a vencer obstáculos.

  • Este afan apostólico no debe llevar a instrumentalizar la amistad, que no debe ser considerada como un medio, ni un instrumento para conseguir un fin, por bueno que éste sea.
    • Se instrumentaliza la amistad cuando se la utiliza para alcanzar metas profesionales, sociales, y también, evangelizadoras.

      En este último caso no interesa la persona por sí misma, con toda su dignidad de hijo de Dios, sino el fin para el que sirve: “tengo un amigo para conseguir mi objetivo” .

El ejemplo de los primeros cristianos

index_clip_image002_00053


  • Los primeros cristianos evangelizaron la sociedad pagana romana con su santidad personal, con su entusiasmo apostólico, con su apostolado del ejemplo, de la palabra y de la amistad.

    No se dejaron mimetizar por las costumbres de esa sociedad pagana, a la que vivificaron humana y espiritualmente. Constituyen un ejemplo y un camino a seguir.

    • S. Agustín espoleaba a los cristianos del siglo III para que no vivieran tranquilos, ni se durmieran en los laureles:

      «Conocéis lo que cada uno de vosotros tiene que hacer en su casa con el amigo, el vecino, con su dependiente, con el superior, con el inferior. Conocéis también de qué modo da Dios ocasión, de qué manera abre la puerta con su palabra.

      No queráis, pues, vivir tranquilos hasta ganarlos para Cristo, porque vosotros habéis sido ganados por Cristo» (In loann. Ev. 10,9).

La Iglesia: la evangelización del mundo y la amistad

index_clip_image001_00021


La Iglesia recomendó en el Vaticano II el cultivo de la verdadera amistad

«A todos los cristianos se impone la gloriosa tarea de trabajar para que el mensaje divino de la salvación sea conocido y aceptado en todas partes por todos los hombres» (Decreto sobre el apostolado de los laicos, 3).

Un medio para la realización de esta tarea es la amistad personal: «De este modo, ayudándose unos a otros espiritualmente por la amistad y la comunicación de experiencias, se preparan para superar los inconvenientes de una vida y de un trabajo demasiado aislados y para producir frutos mayores en el apostolado» (1. c., 17).