Archivo de la etiqueta: amor oracion

19. Pero ¿de qué se habla con Dios en la meditación?

  • No hay “temas prefijados”. Es la conversación amorosa con tu Padre Dios. El tema es… todo lo que lleves en el alma, en el entendimiento, en el corazón:

    “orar es hablar con Dios. Pero, ¿de qué?” -¿De qué? De El, de ti: alegrías, tristezas, éxitos y fracasos, ambiciones nobles, preocupaciones diarias…, ¡flaquezas!: y hacimientos de gracias y peticiones: y Amor y desagravio.

    En dos palabras: conocerle y conocerte: “¡tratarse!”

22. Pero, ¿y qué le digo a Dios ? ¿Qué le cuento en la oración?

  • Díle lo que nazca de tu corazón: es un diálogo de amor.
  • Cuéntale tus alegrías: lo que te ilusiona, lo que tienes el corazón.
  • Dale gracias por las cosas buenas que te han sucedido.
  • Cuéntale tus penas. Dios te consolará. Pídele ayuda.
  • Cuéntale tus preocupaciones.
  • Pídele por los demás: Por el Papa, por los Obispos, por los sacerdotes, por los religiosos, por los misioneros, por toda la Iglesia. Pídele por tus padres, por tus hermanos, por tus amigos, por tus compañeros de clase o de equipo de deporte. Por todos los que sufren, por los que están solos.
  • Procura desagraviar en tu oración; es decir: darle al Señor el amor que otros le niegan, y consolarle por las ofensas que recibe:Así oraba María Ignacia García Escobar:

    • “No se me oculta lo mucho que se te ofende en el mundo. Sí, Jesús […]]… ¡es tan triste ver el pago que recibes, a cambio de la muerte que escogiste solamente por nuestro amor! No se comprende que esto ocurra si no es porque no se te conoce. […]: conociéndote, es imposible dejarte de amar. Y no; con un amor tibio, mezquino, pobre, -¡no!— no se te ama hasta la locura, pues dándose cuenta el alma de lo que te debe, y con la bondad y misericordia que te cuidas de ella, sin Ti no quiere la vida; no acierta a respirar sin Ti. Pero, aunque no se me oculta…, el pago que recibes de la mayoría de los corazones, al palparlo tan de cerca, pienso y me digo: ¡Pobres almas! […] ¡¡¡Que vean, Señor, que vean!!!”