Archivo de la etiqueta: afectos oracion

24. Me propongo meditar, pero no “siento”.

  • La oración no consiste en buscar sentimientos, sino en buscar a Dios. Unas veces Dios te puede dar sentimientos y otras no.
  • En ocasiones concede la oración en momentos insospechados, como le sucedió a tantos santos.

San Josemaría. Día de Santa Eduvigis 1931: Quise hacer oración, después de la Misa, en la quietud de mi iglesia. No lo conseguí. En Atocha, compré un periódico (el A.B.C.) y tomé el tranvía. A estas horas, al escribir esto, no he podido leer más que un párrafo del diario. Sentí afluir la oración de afectos, copiosa y ardiente. Así estuve en el tranvía y hasta mi casa. Esto que hago, esta nota, realmente, es una continuación, sólo interrumpida para cambiar dos palabras con los míos —que no saben hablar más que de la cuestión religiosa— y para besar muchas veces a mi Virgen de los Besos y a nuestro Niño.

  • Deja que Dios te hable en el fondo del alma. Dice Santa Teresa en Camino de Perfección;

“No penséis que se está callando, que aunque no le oímos, bien habla al corazón cuando le pedimos de corazón”.