Las tres dimensiones esenciales de la virtud moral

Para entender adecuadamente la naturaleza de las virtudes y su papel en la vida moral, es preciso considerarlas como perfecciones que capacitan a la persona a fin de proponerse habitualmente fines buenos, elegir los medios buenos para alcanzar esos fines, y llevar a cabo la acción elegida[i].

Para obrar bien y con perfección, se requiere:

—recta intención: que la voluntad quiera un fin bueno, conforme a la recta razón;

—recta elección: que la razón determine bien la acción que se va a poner como medio para alcanzar aquel fin bueno, y la voluntad elija esa acción; y

recta ejecución de la acción elegida.


[i] Esta importante cuestión está ampliamente desarrollada en: Á. RODRÍGUEZ LUÑO, La scelta etica. Il rapporto fra libertà e virtù, Ed. Ares, Milano 1988.  De modo más breve en: E. COLOM-Á. RODRÍGUEZ LUÑO, Elegidos en Cristo para ser santos, cit., 228-248; y M. RHONHEIMER, La perspectiva de la moral, cit., 199-230. Nos hemos inspirado en estos estudios para la elaboración de este apartado.

Un pensamiento en “Las tres dimensiones esenciales de la virtud moral

  1. como quedar embarazada

    Lindas palabras, pero creo que hay veces, que aunque parezcas que haces una mala obra, tu sabes que estas haciendo una buena obra a largo plazo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *