Otras veces llama en la adolescencia:

“En la vida de cada fiel laico hay momentos particularmente significativos y decisivos para discernir la llamada de Dios y para acoger la misión que Él confía. Entre ellos están los momentos de la adolescencia” (Juan Pablo II, Christifideles laici, n. 58).

Habitualmente la llamada tiene lugar en la juventud:

Santo Tomás de Aquino (…) explica la predilección de Jesús hacia el apóstol Juan ‘por su tierna edad’, y saca de ahí la siguiente conclusión: esto nos da a entender cómo ama Dios de modo especial a aquellos que se entregan a su servicio desde la primera juventud” (Juan Pablo II, Pastores dabo vobis, n. 63).

“Cristo tiene necesidad de vosotros, jóvenes! Responded a su llamada con el valor y el entusiasmo característico de vuestra edad” (Juan Pablo II, Alocución 27.XI.1988).

Cuando Dios llama a esas edades, los padres deben actuar con mucho sentido común y sentido sobrenatural. No pueden hacer una valoración exclusivamente terrena del misterio de la llamada divina; ni pensar por principio que cuando una persona joven toma una decisión de entrega a Dios lo hace por desconocimiento de la realidad o ignorancia del mundo.

Un pensamiento en “Otras veces llama en la adolescencia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *