Jesucristo: hay mayor alegría en dar que en recibir

  • Jesucristo, que se entregó por cada uno de nosotros (no por una multitud, sino por cada uno, con nombre y apellidos) nos recuerda que hay mayor alegría en dar que en recibir. En la última Cena nos dijo: no he venido a ser servido sino a servir.
  • La misión del cristiano se realiza cuando sirve a Dios, y a los demás, por amor a Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *