II. La fase instructoria

Se instruyeron simultáneamente dos procesos sobre la vida y virtudes del Siervo de Dios, uno en Roma y otro en Madrid (este último para los testigos de lengua española), iniciados ambos en el mes de mayo de 1981, que trabajaron durante seis años y medio. Según la praxis entonces vigente, los formularlos de los interrogatorios, muy detallados, fueron preparados por la Congregación de la Causa de los Santos, que tuvo presentes las críticas de los que se oponían, cuyas publicaciones contrarias al Siervo de Dios le habían sido entregadas por la Postulación. Durante un total de 980 sesiones, fueron interrogados 92 testigos, todos de visu: una tercera parte de ellos habían tratado asiduamente a Mons. Escrivá de Balaguer en periodos que oscilaban entre los veinte y los cuarenta años. El interrogatorio de uno de los testigos se prolongó durante 60 sesiones, y los testimonios procesales ocupan unas 11.000 páginas mecanografiadas. Además, como fruto de la investigación efectuada en 390 archivos, se presentaron documentos que han sido recogidos en 11 volúmenes.

Más del 50% de los testigos son ajenos al Opus Dei, y los tribunales han interrogaron también a algunos ex‑miembros. Por otra parte, la Postulación dio los nombres de personas manifiestamente contrarias a la causa, y propuso que algunas de ellas fueran interrogadas por los tribunales; a una de estas personas, el tribunal consideró que debería excluirla de la testificación, considerando que su testimonio no era atendible, y no idónea para comparecer delante del tribunal eclesiástico: la decisión fue tomada con la aprobación expresa de la Congregación para las Causas de los Santos.

Una prueba de gran importancia para juzgar sobre la santidad de una persona procede de sus escritos. Los del Siervo de Dios Josemaría Escrivá de Balaguer han sido examinados por cuatro teólogos censores, dos para los escritos editados y dos para los inéditos. He aquí algunos de sus juicios:

– “Escrivá posee la fuerza de los clásicos: el temple de un Padre de la Iglesia“;

– “Permanecerá en la historia de la espiritualidad”, “al nivel de las grandes figuras de la Tradición“,

– “Se debe reconocer que estos escritos han sido precursores y anticipadores de las más importantes decisiones del Vaticano II (… ). Han presentado el ideal de la vida cristiana corriente en contacto directo y fecundo con el Evangelio como hasta ahora no había aparecido jamás en la historia de la Iglesia“;

– “(Los escritos) dan testimonio de las cumbres de la vida mística que alcanzó cuando todavía era muy joven“;

– “El ejemplo y el mensaje del Fundador del Opus Dei se imponen con la evidencia de un don del Espiritu Santo a la Iglesia“.

Sobre la documentación presentada algunos consultores teólogos se han expresado del siguiente modo:

– “El aparato probativo de esta Causa es de tal riqueza que no se podría desear más“;

– “El estudio de las actas del proceso muestra el rigor indiscutible con que fue llevada la instrucción“;

– “Tenemos entre las manos una extraordinaria cantidad de datos que nos ayudan a madurar un juicio seguro sobre un personaje de excepcional estatura“;

– “La rigurosa y detallada documentación del más pequeño detalle no deja ninguna zona de sombra, y haber acogido algunas voces discordantes confiere solidez y credibilidad a toda la exposición“;

– “La instrucción aparece exhaustiva: los datos que se deducen del conjunto de los testimonioss cubren el entero arco de la vida del Siervo de Dios. Impresionan sobre todo la calidad de los testigos interrogados y el trato prolongado que la mayor parte de ellos tuvo con el Siervo de Dios (…). La convergencia y la claridad de los testimonios sobre el heroísmo del Siervo de Dios tienen carácter probatorio definitivo“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *