Fruto del abandono en Dios: la paz del corazón

  • San León Magno: La paz del cristiano proviene de estar unido a la voluntad de Dios (Sermón 9).
  • Santa Margarita: “Por encima de todo, conservad la paz del corazón, que es el mayor tesoro. Para conservarla, nada ayuda tanto como el renunciar a la propia voluntad y poner la voluntad del Corazón divino en lugar de la nuestra. (Cartas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *