1) Personas de las más variadas profesiones y condiciones sociales.-

La dimensión subjetiva de la llamada universal a la santidad implica su dimensión objetiva. Esta realidad teológica se refleja desde el inicio en el Opus Dei. Por eso, pertenecen de hecho al Opus Dei personas de todas las condiciones sociales. La vocación al Opus Dei no tiene un carácter sectorial. Es además una “organización desorganizada” que se interesa por todas las almas: “de cien almas nos interesan cien”, repetía muchas veces san Josemaría..

El fenómeno pastoral y teológico es único. San Josemaría lo expresó a veces con una frase gráfica, tomada de la experiencia ordinaria: en las familias unidas y con todos sus miembros sanos, todos comen juntos, de un mismo puchero. Una familia sana sólo tiene un puchero, que se adecúa a las necesidades concretas de cada uno (cfr Carta, 29-IX-1957, nº 57, cit. o.c., p. 183).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *