1. El recto uso de la sexualidad está por encima del valor inestimable de los hijos.

Es esta una tesis que se repite en la literatura sapiencial. Así, por ejemplo, vivir la castidad es superior a los hijos, por eso se alaba al eunuco, y se afirma que la mujer piadosa y estéril aventaja a la adúltera: “Dichosa la estéril sin mancilla, la que no conoce lecho de pecado, tendrá su fruto en la visita de las almas. Dichoso también el eunuco… por su fidelidad se le dará una escogida recompensa… En cambio los hijos de los adúlteros no llegarán a sazón, desaparecerá la raza de una acción culpable” (Sab 3,13-16).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *