¿Qué significa la expresión: Dios me ha dado una vocación?

  • index_clip_image002_000312
  • Esa expresión significa que Dios, al darme una vocación, como a todo hombre, me concede la gracia necesaria y conveniente para llevarla a cabo, para cumplir su Voluntad: para aceptar y encarnar en mi vida la vocación que me ha dado, -mi vocación– por grandioso e inalcanzable que me pueda parecer ese panorama vocacional desde mi pequeña perspectiva, como le sucede a una persona que contempla un paisaje extraordinario.
  • Y significa que al darme una vocación, Dios me confía una misión concreta, irrepetible (una tarea de apostolado y de corredención, de ayudar a salvar a unas almas determinadas, con nombres y apellidos) que yo debo realizar durante mi vida, una vida cuya duración sólo el conoce.

Escribe García Morato en Creados por amor, elegidos para amar:

“El plan eterno de Dios, antes de crearnos, engloba todas las facetas, etapas y circunstancias de nuestra existencia, aunque nosotros lo vayamos realizando paulatinamente; y al crearnos, nos da las capacidades necesarias para llevar a cabo la misión para la que nos da la vida.

“Podemos decir -enseña Juan Pablo II- que Dios primero elige al hombre, en el Hijo eterno y consustancial, a participar de la filiación divina, y sólo después quiere la creación, quiere el mundo”. (…)

A cada uno nos toca descubrir la llamada personal de Dios, porque esa es la determinación personal de nuestra vocación bautismal”.

  • Evangelio de San Mateo:

    [18] Mientras caminaba junto al mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón el llamado Pedro y Andrés su hermano, que echaban la red al mar, pues eran pescadores. Y les dijo: [19] Seguidme y os haré pescadores de hombres. [20]

    Ellos, al instante, dejaron las redes y le siguieron.

    [21] Pasando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y Juan su hermano, que estaban en la barca con su padre Zebedeo remendando sus redes; y los llamó. [22]

    Ellos, al instante, dejaron la barca y a su padre, y le siguieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *