¿Cómo y cuándo llama Dios?


  • Dios llama (a la fe, a la entrega a Dios, a un camino determinado) cómo quiere y cuándo quiere.
  • En algunos casos da una gracia especialísima (las conversiones, como san Pablo), pero habitualmente se sirve de medios cotidianos (un rato de oración, una conversación con un amigo, una lectura, etc.)
  • Dios llama con especial fuerza durante la juventud, en los mismos años en los que los hombres toman las grandes determinaciones de su vida (orientación profesional, elección de carrera, de estado, etc.)
  • Lectura: No hay que esperar a ser mayores para ser santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *