Se señalan algunas confusiones que conviene aclarar en el ámbito de la formación cristiana:

Reducir la influencia del mensaje de Cristo sólo a un ámbito de la existencia (la intimidad espiritual, por ejemplo), sin que las enseñanzas de Jesús dejen huella en el propio carácter, en las relaciones con los demás, en el estudio, en el trabajo, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *