Las enseñanzas de los santos

  • Los santos de ayer y de hoy han enseñado siempre la necesidad de la mortificación para unirse a Cristo.

Los santo sabían que los pecados de los hombres oprimieron a Humanidad Santísima de Jesucristo, y quisieron expiar por sus propios pecados y por los pecados de los de los demás, uniéndose a su Cruz, por amor, libremente, mediante la mortificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *