Haced discípulos a todas las gentes

  • Jesús dijo: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado” (Mateo, 28, 19-20).
  • La misión apostólica de la Iglesia es propagar el mensaje, el Reino de Cristo en toda la tierra.

  • Eso significa que la vocación cristiana es, por su misma naturaleza, vocación al apostolado.
  • Recuerda el Compendio del Catecismo, n. 5: “Se puede hablar de Dios a todos y con todos, partiendo de las perfecciones del hombre y las demás creaturas, las cuales son un reflejo, si bien limitado, de la infinita perfección de Dios”.
    • El cristiano debe llevar a cabo esa misión evangelizadora recibida en el Bautismo con libertad y responsabilidad personal, con espontaneidad apostólica y con la alegría de llevar los demás el anuncio gozoso del Evangelio.El entusiasmo apostólico es un fruto natural del gozo de la Verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *