El Concilio Vaticano II y la mortificación

El Concilio Vaticano II recordó que la mortificación identifica con Cristo: «el apóstol Pablo nos exhorta a llevar siempre la mortificación de jesús en nuestro cuerpo, para que también su vida se manifieste en nuestra carne mortal» (Const. Sacrosanctum Concilium, 12).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *