Disentir con respeto


  • Hay que aprender a disentir distinguiendo entre el error –que se puede rebatir- y la persona equivocada, que merece todo el respeto.
  • El respeto lleva a no hacer argumentaciones ad hominen (al hombre, a la persona, y no a los argumentos) con frases del tipo: Tú me argumentas eso, pero en el fondo me lo dices por qu tú eres un egoísta que…
  • Lleva a hacer públicos gratuitamente hechos negativos del pasado de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *