Cristo, obediente hasta la muerte y muerte de Cruz

  • Cristo nos redimió obedeciendo la Voluntad del Padre. Fue obediente hasta la muerte y muerte de Cruz.

  • Recuerda el Vaticano II, Constitución Lumen Gentium, 3: Jesucristo, en cumplimiento de la voluntad del Padre, inauguró en la tierra el reino de los Cielos, nos reveló su misterio y realizó la redención con su obediencia.

  • Recuerda san Agustín: “Pero no bastó a Dios indicarnos el camino por medio de su Hijo: quiso que Él mismo fuera el camino, para que, bajo su dirección, tú caminaras por él” (Comentarios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *