Apostolado del ejemplo y de la palabra

  • Parte del apostolado debe ser apostolado del ejemplo; pero junto con ese apostolado, hay que hacer apostolado de la palabra, que lleva a anunciar a Cristo con ocasión y sin ella.
  • Para ser apóstol hay que procurar ser coherente con la propia fe. Recordaba san Antonio de Padua en el Sermón I, 226 que “En vano se esfuerza en propagar la doctrina cristiana quien la contradice con sus obras”.
  • El apostolado significa llevar a cada alma a Cristo, por su camino propio, sabiendo que cada alma vale toda la sangre de Cristo.
  • ¿Qué decir? Es el Espíritu Santo el que ayuda al verdadero apóstol -que ora y procura formarse bien- para que diga en cada momento lo que debe decir.

    San Cirilo: El Espíritu Santo, que habita en los que están bien dispuestos, les inspira como buen Doctorm lo que deben decir (Catena Aurea, vol. VI, p. 77)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *