35. Sobriedad:

tiene muchas manifestaciones: las más claras son las que serefieren a la gula: si durante un viaje vamos a un hotel donde hay buffet libre, por ejemplo, eso no es excusa para comer alocadamente y sin control. Esta virtud lleva a la moderación,a cultivar el equilibrio en todo: en el deporte, en las horas de trabajo y de descanso.

Una manifestación concreta de sobriedad es la utilización del tiempo: hay que aprender a distribuir el tiempo. No tendría sentido por ejemplo, perder toda la mañana en tareas inútiles en el día víspera de un examen, y quedarse por la noche a estudiar. Sería una falta de pereza, de reciedumbre, de laboriosidad y en cierto sentido, también de sobriedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *