2.3. LA ADOLESCENCIA SUPERIOR O EDAD JUVENIL (18 a 21 años)

Es la fase final de la adolescencia y de la recuperación del equilibrio y de la calma. Se acentúa el sentido de responsabilidad y se trazan planes para llevar acabo grandes ideales. Mentalmente se consigue un alto grado de profundización o de reflexión. El inicio de los estudios superiores puede originar algún conflicto, ya por falta de motivación o de competitividad, etc.

El amor adquiere un desarrollo armónico, pasando por la amistad por el grupo que había iniciado en la fase anterior, a la consolidación de la amistad individual, que cuando es heterosexual puede terminar en enamoramiento o noviazgo. En el aspecto social se supera la timidez y la inadaptación social; se vuelve y se valora la familia, se desarrollan los sentimientos de colaboración ciudadana y en definitiva se adquieren los rasgos propios de la madurez.

Salvo el caso, al que nos referíamos antes de un posible noviazgo. El joven o la joven tiene ahora, normalmente, unas relaciones más amplias y variadas que antes.

POSIBLES AYUDAS POSITIVAS

El joven no es plenamente maduro, como decía al principio, la madurez es un objetivo de toda la vida… no se alcanza nunca del todo. Se puede llegar a obtener un grado de madurez relativa, en el mejor de los casos. Entendemos que en todas las edades necesitamos ayudas, ayudas positivas. Pero en esta etapa: enseñarles a afrontar la realidad, evitando evasiones mentales (evitar el riesgo frecuente de aspiración personal por encima de las posibilidades reales).

Ayudar a aceptarse con sus debilidades, no para transigir con ellas, sino para superarlas pacientemente, empleando lo mejor de sus recursos. Enseñarles a abrirse a los demás, que tengan en cuenta los puntos de vista contrarios.

Por último enseñarles a soportar las contrariedades que acompañan a cualquier responsabilidad. En esta época se encuentran lejos de aceptar los fracasos, de poseer la capacidad de aceptarlos y, para rehacer su propia vida, insistir en la virtud de la fortaleza. Convencerles de que “querer es poder”: se puede llegar más alto de lo que se cree si se tiene aptitudes y si uno se lo propone de verdad.

7 pensamientos en “2.3. LA ADOLESCENCIA SUPERIOR O EDAD JUVENIL (18 a 21 años)

  1. micaela

    ESTA MUY BUENA ESTA IMFORMACION… Y OJALA QE TODOS LOS PADRES SE DIALOGEN CON SUS HIJOS Y QE LES AYUDEN A SAALIR ADELANTE

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *