¿Por qué el cristianismo valora tanto el cuerpo humano?

  • Porque el cristianismo sabe que el cuerpo ha sido creado por Dios y, por tanto, es bueno.

  • Y sabe, además, que el cuerpo ha sido destinado a la inmortalidad y a la gloria, cuando al fin de los tiempos el cuerpo resucite semejante al Cuerpo Glorioso de Jesucristo (cfr. Fil 3, 1; Conc. Vaticano II, Const. Gaudium et spes, n. 14).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *